Existe un miedo desproporcionado a la endodoncia (“matar el nervio”) en comparación con el que se tiene a otro tipo de tratamientos que se realizan en la boca.

Este condicionamiento provoca a menudo que los pacientes muestren una ansiedad extrema ante la posibilidad de que se les practique una endodoncia y que soliciten la extracción como alternativa.

LA ENDODONCIA: UNA POSIBILIDAD ANTES DE LA EXTRACCIÓN

La desvitalización es un tratamiento que consiste en quitar el nervio de la pieza dentaria limpiando meticulosamente el conducto donde éste se aloja en la raíz.

Es un procedimiento que, realizado bajo una correcta anestesia local, es indoloro y permite reconstruir y conservar piezas dentarias que de otra forma habría que extraer.

Se practica introduciendo en el conducto del nervio una serie de limas de un tamaño cada vez mayor con lo que, tras extraer el nervio, se va limpiando la pared del canal de los posibles restos de infección que queden adheridos.

endodoncia de un molar

Posteriormente se rellena el conducto con materiales especiales sellándolo completamente, lo que da solidez estructural a la raíz y evita la posible contaminación del hueso a través del conducto.

Durante todo el proceso se van realizando radiografías para determinar con exactitud la longitud de la raíz y eliminar completamente todo el nervio y los restos de infección si los hubiere.

Una vez concluida es recomendable realizar una reconstrucción mediante prótesis con objeto de disminuir la posibilidad de una posterior fractura de la corona dentaria.

PIDE CITA EN LA CLÍNICA

Estamos en la Calle Gaztambide, 52. En Madrid.

PEDIR CITA